martes, 29 de julio de 2014

El reciclaje de material informático y el tercer mundo

En los países desarrollados no nos damos cuenta o simplemente no queremos ver los problemas que generamos en el tercer mundo. Hablo a nivel general pero en este artículo vamos a centrarnos en los residuos tecnológicos que generamos cada año siendo estos todavía útiles y sin estar apenas viejos pero por exigencias sociales sentimos la necesidad de reemplazarlos por un software más nuevo y más rápido, que soporten nuevas prestaciones que van quedándose obsoletas al poco tiempo.

La rápidez con la que los residuos informáticos van aumentando cada vez más es impresionante y esto está creando grandes problemas medioambientales, especialmente por los materiales tóxicos que se emplean par asu fabricación, a los que no se les está poniendo soluciones igual de rápidas.

En Europa se superan los 20kg de RAEE por persona y año. Hoy dia más de la mitad de la población mundial tiene un teléfono móvil con una media de vida de 1 año y los ordenadores están en la media de 3 años, lo que significa millones de toneladas de basura electrónica.

Desde 2005 el Parlamento Europeo y el consejo Europeo plantearon medidas de reciclaje para frenar este grave impacto destructivo medioambiental. En España se conoce como la legislación RD 208/2005, que trata de producir limpio, usar, reciclar y poder “reencarnar” las materias primas “ecoeficientemente”. Aún así son muchos los lugares del tercer mundo que acaban siendo un ciber vertedero de toda esa basura que no reciclamos en el primer mundo.

Estos vertederos informáticos están repletos de productos tóxicos como estaño, cobre, plomo, arsénico de los tubos catódicos, cadmio selenio, cobalto y cromo en las placas base. Tan tóxico para la salud como el medio ambiente.

Sabemos que es imposible contaminar ya que estos aparatos son necesarios en el día a día tanto a nivel personal como laboral pero reflexionesmos... con conocimiento, ganas y uso responsable podemos conseguir que estos vertederos no acumulen tantas toneladas por año y que los materiales altamente contaminantes puedan ser separados y reciclados correctamente.

Que no tengamos los vertederos informáticos cerca de casa no quiere decir que el problema no exista. Para mucha gente estos lugares son sus hogares y tienen que convivir en nefastas condiciones con los residuos que les afectan tanto a su salud como al entorno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario